Commentary on Political Economy

Wednesday 6 March 2024

 

Bruselas redobla su apuesta contra los monopolios tecnológicos

EU Commission vice president Margrethe Vestager
La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Margrethe Vestager, el lunes en Bruselas. GEERT VANDEN WIJNGAERT (AP/ LAPRESSE)

La multa de 1.840 millones de euros que la Comisión Europea impuso el lunes a Apple por abuso de posición dominante en el mercado de la música por streaming constituye un episodio más de la larga ofensiva que mantiene Bruselas contra los gigantes de internet por los incumplimientos de la legislación antimonopolio europea. La sanción, que la CE justifica por las barreras que Apple pone a competidores, como Spotify, para llegar a los potenciales clientes que utilizan iPhone o iPad y ofrecerles servicios alternativos u ofertas, supone el castigo más severo impuesto a la compañía de la manzana por romper las reglas de juego sobre competencia y la cuarta multa más dura en general por violación del derecho de competencia europeo.

Pese al montante de la sanción, el castigo que Bruselas ha impuesto a Apple palidece frente a las multas que contempla el nuevo reglamento europeo de mercados digitales, que entra en vigor esta semana y cuyo régimen sancionador incluye multas de hasta el 10% de la facturación global de la compañía o incluso del 20% en caso de reincidencia. La propia Apple, en su crítica al castigo que le ha impuesto Bruselas, ha argumentado que la decisión de la CE no se basa en la legislación vigente, sino en el inminente reglamento. El nuevo texto, sin embargo, resulta incomparablemente más severo que el régimen actual y abre la puerta a unas penalizaciones jamás vistas hasta ahora en la normativa antimonopolio europea, entre ellas la posibilidad de obligar a vender parte del negocio a las empresas sancionadas o impedirles comprar otras compañías.

El reglamento, cuyos criterios de aplicación incluyen compañías con una facturación anual europea de 7.500 millones de euros o con más de 45 millones de usuarios mensuales en la UE, obligará a multinacionales como Alphabet, Amazon, Apple, ByteDance, Meta o Microsoft a explicar el modo en que plataformas como Whatsapp, Tik Tok o Instagram permiten a sus rivales acceder a sus datos y servicios clave.

Si Bruselas aplica con contundencia la norma, el resultado será un mercado tecnológico menos concentrado y con menor margen de maniobra para engordar monopolios. La dureza del reglamento hace prever que su puesta en práctica será conflictiva, pero puede convertirse en una herramienta poderosa para frenar las violaciones del derecho antimonopolio por parte de unos gigantes con recursos suficientes para soportar las multas actuales y sostener largas contiendas judiciales.

Sigue toda la información de Cinco Días en FacebookX y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

No comments:

Post a Comment